Volver
'

12 de October, 2022

El mercado inmobiliario se prepara para frenar el ritmo en 2023, con una reducción en el precio de la compra de viviendas del 1%

La agencia Atlas Real Estate Analytics vaticina, en su último ‘Estudio predictivo del rendimiento del mercado residencial en España’, que las transacciones de compraventa de viviendas caerán en 2023 un 15,4% respecto a las cifras de este año. Además, el precio de los inmuebles se verá reducido en un 1%, debido a la fuerte inflación, a la desaceleración de la economía española y a las dificultades de las familias para acceder a una vivienda por el endurecimiento de las condiciones hipotecarias y por el escaso aumento de los salarios en comparación con la subida de precios.

Las previsiones apuntan a que 2022 terminará con un coste medio de los inmuebles de 1.706 euros por metro cuadrado, un 2,9% más alto que en 2021. En cambio, para 2023 se espera que este precio baje hasta los 1.691 euros por metro cuadrado. Esto no supone una caída drástica del coste de la vivienda.

Esta reducción se producirá de forma lenta y moderada debido a varios factores. El primero de ellos es la ajustada oferta de obra nueva que están construyendo las promotoras inmobiliarias, que está por debajo de la demanda de vivienda de las familias, lo que provoca que los precios se mantengan. Por otro lado, un segundo factor ha sido el encarecimiento del material de construcción provocado por la crisis de suministros, especialmente a partir de la segunda mitad de 2021.

Finalmente, otro pilar fundamental que permite mantener los precios de la vivienda en las cifras actuales es el aumento de la demanda, en este caso procedente de nuevos compradores que han tenido la posibilidad de acceder a una hipoteca o bien, ya disponían del dinero para afrontar la compra, y también de grandes inversores extranjeros, que han puesto la mirada en España con el fin de hacer negocio con los inmuebles comprados.

 

Fuente: Estrategiasdeinversion.com

SUBIR